Traemos a California nueva tecnología de detección de contaminación

De acuerdo con informes, una nueva ola de tecnología de detección de contaminación en tiempo real puede transformar la industria del petróleo y del gas.

El informe fue publicado en 2017.

Read in English »

California es hogar de más de 50,000 instalaciones activas de petróleo y gas, con tan solo 3,500 en el área de Los Ángeles. Muchas se encuentran cerca de viviendas, escuelas y hospitales, y sus emisiones pueden ocasionar verdaderos problemas de salud pública, en especial para las comunidades que viven cerca de sitios petroleros o de gas.

Video: Vea por usted mismo por qué las comunidades están pidiendo tecnología de detección continua de contaminación

Un nuevo análisis explica cómo los avances en tecnología de detección de contaminación atmosférica podrían permitirle a California:

  • Mejorar la protección de la salud pública y reducir la exposición en las comunidades.
  • Eliminar la contaminación y ayudar en la transición a un futuro con energía más limpia.
  • Cerrar las brechas de datos y democratizar el acceso a la información relacionada con las emisiones de la industria, a más bajo costo y con la mayor precisión posible hasta la fecha.

La más reciente investigación del Fondo de Defensa Ambiental (EDF) sobre tecnología de supervisión demuestra que hoy tenemos las herramientas disponibles para transformar la forma en que accederemos a los datos de contaminación en el futuro.

Estos avances tecnológicos fueron posibles gracias al trabajo de emprendedores innovadores y empresas que sentaron las bases de este proceso, ayudados en parte por la asociación del EDF con instituciones como la Universidad de Stanford y programas como el desafío de detectores de metano. Juntos, hemos logrado impulsar la revolución de detección de contaminación y acelerar las reducciones en los costos.

Dónde hemos estado y hacia dónde vamos

California tiene un largo y sólido historial en supervisión de la calidad atmosférica, pero los datos en tiempo real de las emisiones por gas y petróleo son prácticamente inexistentes. Si se pusieran a disposición pública, estos datos podrían ayudar a dar impulso a nuevas políticas para reducir la contaminación.

Afortunadamente, el reciente boom tecnológico ha hecho que la tecnología de detección de contaminación sea más accesible que nunca, lo que significa que podemos comenzar a desplegar instrumentos de detección continua en sitios de petróleo y gas, para recolectar información de emisiones las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Los datos también pueden ayudar como información para investigación de la salud y políticas públicas.

Las recomendaciones del EDF para la supervisión de la contaminación atmosférica se basan en un análisis técnico de Ramboll Environ, que detalla el gran crecimiento de la tecnología y describe los costos y las capacidades de los instrumentos de supervisión estacionarios más idóneos disponibles en el mercado de hoy.

Un cierto número de instalaciones ya ha comenzado a implementar estas tecnologías, pero si se instalaran instrumentos de medición en instalaciones en todo el estado y los datos sobre contaminación se pusieran a disposición pública, podría llevar a la mejora significativa de la calidad de vida de las comunidades que viven cerca de los yacimientos. Este informe del EDF identifica una estrategia con recomendaciones centradas en garantizar el despliegue de esta nueva ola de tecnología en todo el estado.