Recuperando el Golfo de California

Consolidando los beneficios del Manejo Compartido por Cuotas en las pesquerías del Golfo de California

El Golfo de California alberga una excepcional cantidad y variedad de mamíferos marinos, peces, e invertebrados que aprovechan las corrientes ricas en nutrientes que recorren sus aguas para alimentarse. Para poner un ejemplo, el Golfo de California suministra, por sí solo, más de la mitad de los peces y mariscos que se consumen en México, incluyendo tres cuartos de la captura total de camarones que produce el país.

Sin embargo, las poblaciones de peces del Golfo no son tan cuantiosas como solían ser. Como muchas de las zonas de pesca más productivas del mundo, en el Golfo hay cada vez más barcos para capturar cada vez menos peces. Todos pierden con esta ecuación, en la que menos peces en el agua equivalen a más esfuerzo por menos recompensa y menores ingresos.

Esta es la razón por la que EDF ha asumido el reto de transformar las pesquerías en el Golfo de California. Actualmente, trabajamos en la implementación de un novedoso enfoque de manejo pesquero conocido como manejo compartido por cuotas, conocido en inglés como "catch shares". Este proyecto se realiza en colaboración con funcionarios del gobierno mexicano de todos los niveles y distintas dependencias, dirigentes de la pesca y otros actores de la sociedad civil. Durante su primer año, el proyecto concentró sus esfuerzos en la pesca del camarón azul, en el estado de Sinaloa. Actualmente, el enfoque se ha trasladado a la Reserva de la Biósfera del Alto Golfo de California, donde trabajamos con la pesca de la Curvina Golfina y la Almeja Generosa.

De la red a la mesa

Cuna para la fauna marina y motor económico al mismo tiempo

Ubicado entre la península de Baja California y la meseta continental de México, este cuerpo de agua de 932 millas de extensión sustenta uno de los ecosistemas marinos más diversos del planeta. Esta diversidad está conformada por estuarios y lagunas costeras poco profundas, abismales fosas oceánicas, y bosques de mangle, que brindan refugio a una pródiga variedad de fauna marina, incluyendo seis especies de ballenas y cinco de las ocho especies de tortugas marinas que existen en el planeta. El Alto Golfo es la zona de distribución exclusiva del más pequeño de los cetáceos la Vaquita Marina, una marsopa críticamente amenazada.

Al mismo, el Golfo de California es la zona de pesca más importante de México. Con 900 especies de peces conocidas, sus recursos marinos constituyen una fuente crucial de alimento y empleo para las comunidades locales, además de que forman parte de las tradiciones culturales de la costa. Por sí solo, el Golfo de California proporciona más de la mitad de los peces que se consumen en el país, desde las sardinas y los arenques hasta los camarones y los pargos.

Los pescadores se esfuerzan más en la pesca pero capturan menos peces

Las poblaciones de peces del Golfo de California no son tan cuantiosas como solían ser. A partir de la década de 1970, la industria pesquera se desarrolló excesivamente, aumentando el número y la envergadura de los barcos industriales de pesca, así como también el número de las pequeñas embarcaciones tradicionales, conocidas como pangas.

Catch shares 101: Sinaloa, Mexico:

La pesca ilegal constituye un grave problema y una amenaza para la vida marina en el Golfo de California. Al mismo tiempo, los recursos disponibles para garantizar el monitoreo y el cumplimiento de las regulaciones vigentes son muy limitados. Como resultado de la falta de vigilancia y del manejo deficiente, cientos de tortugas, aves marinas y otros animales protegidos como la vaquita terminan enredados en las largas redes de los pescadores o son atrapados en sus palangres, y a la par se ve el incremento en la sobreexplotacion de los recursos pesqueros.

Actualmente, la mayor parte de los grandes peces, como la totoaba, que comienza a mostrar señales de una lenta recuperación después de estar al borde del colapso, o el pez espada, perseguido por su deliciosa carne, han sido sobreexplotados casi al extremo de su desaparición. Los pescadores ahora van a la captura de pepinos de mar, cangrejos y almejas, e incluso medusas (o aguamalas), para abastecer la continuamente creciente demanda global.

Aunque la pesca ha devenido una labor mucho más ardua, muchos pescadores apenas logran pescar lo suficiente para alimentar a sus familias. Un pescador de cangrejos dijo que, en la actualidad, necesita 150 trampas para capturar la misma cantidad de cangrejos, donde antes sólo necesitaba 30 e incluso navegando mucho más lejos que antes. Agravando la situación, los pescadores tienen pocas alternativas para ganarse el sustento, ya que las tierras que rodean el golfo son áridas y poco aptas para otras actividades primarias, como la agricultura.

Un novedoso sistema que ofrece esperanza para los pescadores

En el 2009 se abrió una puerta para transformar las pesquerías del Golfo de California. Tanto el gobierno mexicano como los pescadores están interesados en resolver sus conflictos y poner fin a métodos de pesca ineficientes y destructivos. El manejo compartido por cuotas, un novedoso sistema que ha renovado pesquerías empobrecidas en otras partes del mundo, ofrece esperanzas para restablecer las pesquerías de México, donde ha sido utilizado de manera muy limitada, para pocas especies, aunque con mucho éxito.

Las cuotas de captura asignan a cada pescador, u organización, el privilegio de pescar un porcentaje de la captura total permisible de una especie en particular. De esta manera, cada pescador tiene un incentivo para participar en la planificación y distribución financiera de la pesquería y así administrar de manera más eficiente los recursos pesqueros, con el fin de asegurar que el porcentaje de cada usuario incremente en valor. Funcionarios de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), del Instituto Nacional de la Pesca (INAPESCA), funcionarios estatales, así como también líderes de las cooperativas pesqueras regionales, han manifestado su disponibilidad para invertir esfuerzos en nuevas soluciones que hagan de la pesca un negocio rentable.

La Almeja Generosa De Puerto Peñasco

Creando asociaciones renovadas con actores clave

Con la experiencia acumulada durante una década de trabajo promoviendo y diseñando programas de cuotas de captura, EDF ha establecido alianzas innovadoras, dinámicas y eficaces con actores clave. En México nos hemos asociado con las siguientes organizaciones:

  • La Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA)
  • El Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA)
  • Secretarias Estatales de Pesca
  • World Wildlife Fund (WWF)
  • Noroeste Sustentable (NOS)
  • Comunidad y Biodiversidad (COBI)
  • Centro Intercultural de Estudios de Desiertos y Océanos (CEDO)
  • Sociedad de Historia Natural Niparajá
  • Center for Marine Biodiversity and Conservation (CMBC)

Preparando los cimientos para la transformación

Durante los últimos tres años EDF, conjuntamente con los actores involucrados, preparó el terreno para el desarrollo de programas de cuotas de captura:

  • EDF ha comenzado a trabajar con grupos de pescadores, organizaciones ambientalistas locales y líderes industriales, cuya participación es de vital importancia para lograr el éxito a largo plazo.
  • EDF propició la visita de funcionarios del gobierno de México, dirigentes de la pesca, y pescadores a la Columbia Británica para conocer e intercambiar con pescadores y reguladores de la pesca en Canadá y, de este modo, informarse directamente sobre los resultados y el éxito de los programas de cuotas de captura.
  • Expertos de EDF han desarrollado investigaciones en el terreno para determinar la necesidad de ampliar el monitoreo y exigir el cumplimiento de las regulaciones establecidas, y para obtener información más precisa sobre las pesquerías del golfo. Estas investigaciones permitieron constatar también la capacidad científico-técnica y los medios de investigación existentes en el área.
  • El análisis de los datos obtenidos en la región del golfo demuestra que la implementación de un programa de cuotas de captura bien diseñado puede estimular la pesca económicamente y contribuir al restablecimiento de las poblaciones de peces.
  • EDF esta capacitando los actores claves, pescadores y otras organizaciones en manejo compartido por cuotas, a través de seminarios y talleres.

EDF abre sus puertas en México