Cooperacion para proteger el hábitat de las tortugas marinas en Cuba

En la costa sur de Cuba, un lugar importante para la anidación de tortugas marinas está en riesgo

Teniendo en cuenta que el turismo en las zonas costeras de Cuba se acelera, nuestro equipo ha profundizado sus relaciones de colaboración con los científicos y funcionarios cubanos para proteger, de manera conjunta, a los tiburones, las tortugas marinas, los arrecifes de coral, las poblaciones de peces y los ecosistemas costeros. Recientemente, viajamos a Cayo Largo que forma parte del Archipiélago de los Canarreos, un rosario de cayos e islotes a lo largo de la costa suroccidental de Cuba.

En su extremo oriental yace Playa Tortuga, una playa virgen, aislada y remota. Playas como esta son cada vez más raras en el Caribe. Playa Tortuga representa un área importante de anidación para especies de tortugas marinas en peligro de extinción, como la tortuga carey, la tortuga verde y la caguama. La ausencia de luz artificial en las playas es vital para la supervivencia de las tortugas marinas. Este tipo de iluminación entorpece las habilidades de orientación de las tortuguitas para encontrar el mar cuando emergen de los nidos. Las playas muy iluminadas son menos frecuentadas por las tortugas anidadoras.

Los planes para la construcción de un complejo hotelero de 400 unidades en Cayo Largo se encuentran en marcha. Los científicos cubanos y funcionarios del medio ambiente están trabajando en aras de proteger los hábitats indispensables para las tortugas marinas, como el de Playa Tortuga.

“Cayo Largo puede ser un modelo a seguir para alcanzar un desarrollo turístico sostenible, que garantice que en los años venideros Cuba continúe siendo un lugar mágico y el tesoro de la biodiversidad en el Caribe,” comenta Whittle.